Skip to content

¿Cuándo se inventó la aspiradora?

9 marzo, 2019

La aspiradora es una máquina muy útil, y muy común, que está presente en todas, o casi todas las casas. Es un electrodoméstico equipado con una bomba de aire que crea una fuerza la cual provoca la succión de polvo y pequeños desechos que caen al suelo.

Este tipo de herramienta se utiliza en su mayoría para limpiar alfombras y tapetes, así como parquet y otras superficies. Estas maquinas, como todo, también tienen su historia. ¿Conoces la fecha de invención de los primeros modelos? Sigue leyendo este artículo para que te informes acerca de todo lo relacionado al invento de las aspiradoras.

Las primeras pruebas

El antepasado de la aspiradora es una escoba de alfombra. En 1860 nació una máquina de aspirar inventada por Daniel Hess, quien vivía en los Estados Unidos, y trabajó con fuelles creando así esta primera máquina.

Unos años más tarde, en 1869, otro estadounidense, Ives McGaffey, desarrolló el torbellino, que también es considerado como uno de los antepasados de la aspiradora. Esta máquina funcionaba con una manivela manual para aspirar el polvo, lo que dificultaba mucho su uso, por lo que solo se hicieron dos copias.

La creación de la aspiradora moderna

El primer motor de aspiradora fue inventado en 1901 por Hubert Cecil Booth, un ingeniero británico. Esta aspiradora, que funcionaba con un motor de gasolina, tenía que ser remolcado por caballos en frente de los edificios que se querían limpiar, lo que resultaba demasiado incómodo, entonces la invención de Booth no resulto tan exitosa como esperaba.

En 1906, James Murray Spangler inventó una aspiradora eléctrica con un ventilador, una caja y una funda de almohada. Este modelo también incorporaba un cepillo giratorio para quitar el polvo más fácilmente. El dispositivo, que era de tamaño modesto, era mucho más manejable que el anterior creado por Cecil Booth. El éxito de este dispositivo fue tan deslumbrante que el nombre de Hoover ingresó a la historia como el inventor de las aspiradoras.

La evolución de la aspiradora

Una innovación importante que se dio con el pasar de los años fueron las aspiradoras de tubería extraíble. Estas se crearon en 1936 y dicha característica se ha utilizado desde entonces en todos los modelos modernos.

También existen modelos que incluyen un filtro de reemplazo del tanque de agua y una bolsa. Posteriormente, aparecieron los aspiradores robot.

Aspiradora sin bolsa

Las aspiradoras portátiles basadas en el principio de separación ciclónica se hicieron populares en la década de 1990. Este principio de separación de polvo era muy conocido y se usaba a menudo en plantas de vacío. PA Geier, una empresa de Cleveland, recibió una licencia para las aspiradoras ciclónicas en 1928, la cual se vendió en 1939 a Health-Mor.

Las aspiradoras ciclónicas no utilizan bolsas de filtro, ya que el polvo se recoge en un recipiente cilíndrico extraíble. El aire y el polvo se aspiran a alta velocidad en el contenedor de muestreo, tangencialmente a la pared, creando un vórtice rápido. Por la fuerza centrífuga, las partículas de polvo y otros residuos se acumulan en la pared, desde la cual posteriormente caen por gravedad.